Pueblo



Os habréis dado cuenta de que este mes de agosto estoy escribiendo mucho menos que en julio, ¿el motivo? ¡No paro! Hace nada llegué de mi pueblo y mañana mismo me voy a la playa a pasar unos días con la familia, que siempre viene bien, ¿no?

Pues nada, ya que he llegado a Madrid con depresión post-fiestas del pueblo, esta entrada va dedicada a esa pequeña aldea en la que está inspirado el pueblo de mi novela: Sangre Oculta.
En mi libro ni siquiera le pongo nombre, ¿por qué? Lo veo una buena manera de que al leer, el lector se sienta identificado con su propio pueblo (si no tienes, déjate apadrinar por un pueblito bueno de Acuarius para saber lo que es).
El nombre real de mi pueblo es Truchillas. Lo se, no os suena de nada, completamente normal. Se trata de un pequeño paraje al norte de León. Realmente es uno de los sitios más bonitos de España y el verano ni siquiera hace mella en él; mientras en Madrid y la mayoría del territorio español nos mataríamos unos a otros por un abanico, en Truchillas lo hacemos por una chaqueta cuando cae la noche. Así que os podéis imaginar las nevadas y el frío que lo azotan en invierno.

Si os soy sincera, ni siquiera se puede llamar pueblo, pues la media de habitantes permanentes que viven allí todo el año debe estar entre unos 7 o 10 habitantes, es más bien un conjunto de casitas al rededor de una carretera ¿Y sabéis qué? ¡Me encanta! Ya que hay gente y amigos que sólo veo esos pocos días al año y realmente no hay momento aburrido cuando los pasamos juntos.

¿Os interesa conocer un poquito más este maravilloso sitio?: http://www.truchillas.com/




0 comentarios:

Publicar un comentario