LOVE

¡Hola a todos! 


Hoy escribo esta pequeña entrada porque tengo una promesa que cumplir a cierta personilla ;)



Y como en muchos otros textos que he escrito, hoy me basaré en experiencias personales, ya que me siento bastante inspirada; y es que estos días no paro escuchar la palabra "primavera" y "amor". En nuestra mente siempre han sido dos palabras que encajan cuales piezas de un puzzle y ya que las flores florecen, ¿por qué no reflexionar acerca de lo que significan los sentimientos de cada persona? Otra expresión que estoy harta de oír es la de: "El amor es ciego".



¿Qué es lo que realmente nos ha gustado tantísimo de esta frase como para usarla constantemente en cartas de amor o poemas? 

¿Por qué ha de ser ciego el amor? ¿Es que acaso tenemos que dejar de ver todos los defectos que la otra persona porta diariamente, ya sean físicos o psicológicos, para poder llegar a enamorarnos de ellos? 


Odio esta expresión y por ello quiero gritar bien alto que lo que nos llama la atención acerca de una persona no son sus ojos, sino todo lo que nos transmite con ellos; no es su carácter, sino su forma de hacernos sentir; no es su boca, sino su forma de besarnos; y no es en absoluto su personalidad, sino la manera en la que nos completa. 



Me encantaría que la gente empezara a decir: "El amor NO es ciego, porque adoro cada una de las pequeñas imperfecciones que forman a la persona a la que amo, y sé detectarlas sin miedo a verlas. Porque ese feo lunar en la frente, esa forma impulsiva de reaccionar, esa cicatriz en el brazo o esa manera incontrolada de actuar, son, en definitiva, lo que me enamora de esa persona."



¿No creéis? :)



5 comentarios:

Andrea Martín López dijo...

Me encanta nena, una entrada muy bonita y totalmente de acuerdo, te quiero mucho enana! :)

Beatriz Blanco Fuentes dijo...

:D ¡Muchas gracias cielo! Yo más <3

Sara dijo...

Exactamente, es el mejor argumento que he visto en mi vida. Me ha encantado y espero que otros se den cuenta también de esto, en especial alguien a quien apreciaba antes mucho más de lo que cree ;)
¡Un saludo, Beatriz!

Angie Sonríe dijo...

¡Di que sí! Muchas veces he oído esa misma frase, incluso me ocurrió hace unos días, y he mirado a la pareja a la que iba dirigida; ¿que para alguien él parecía feo? Vi la enorme sonrisa en la cara de ambos y supe que la chica no estaba avergonzada de ello, es más se sentía feliz, porque ella le quiere, a pesar de que no sea un modelo de revista y que no sea el más guapo del instituto; estoy segura de que a ella no le importaba nada de eso, sino que solo se fijaba en la personalidad, los sentimientos y el interior de la persona que ama.
El amor no es ciego, el amor solo nos hace abrir los ojos :)
Besitos ^-^

Beatriz Blanco Fuentes dijo...

Sara, ese tendría que ser el principal objetivo de nuestro día a día: darnos cuenta de quiénes son aquellos que más nos aprecian y valoran, pero desgraciadamente hay gente que no lo cree así. Estoy segura de que sea quien sea a quien te refieres se dará cuenta algún día de ello. :) ¡Un beso!

Angie, como siempre, ¡todo un honor responder a otro de tus geniales comentarios! :D Me ha ENCANTADO la última frase que has dejado escrita, resumen de manera perfecta aquello que quiero expresar con esta entrada. ¡Y olé por la pareja que describes! Esperemos que poco a poco la gente vaya abriendo los ojos ;) ¡Un abrazo!

Publicar un comentario