¿Igualdad o justicia?


Ayer, paseando como cada mañana por el río, me ocurrió algo de lo más curioso; y es que, mientras cogía alguna que otra flor para crear un bonito ramo, una mariposa se posó sobre la manga de mi chaqueta y pensé que era la más hermosa que había visto nunca: los llamativos colores de sus alas entraban en contraste con sus movimientos y creaban un precioso baile en el que un insecto era el protagonista. 

Después de pasar unos segundos embelesada con tal belleza, decidí cogerla y atraparla entre mis dedos, pues sabía que a mi mejor amigo le encanta coleccionar este tipo de seres y sería un bonito elemento para ello. Corrí hacia su casa y toqué el timbre sin cesar hasta que me abrió su puerta; ilusionada le dije que trajera uno de sus frascos. Cuando lo hizo, abrí la mano y la solté dentro; rápidamente mi amigo cerró el objeto y me dio las gracias, él también se quedó impactado por su gran belleza; era sin duda un insecto de entre miles.

Me llevó a su jardín y ahí pude observar la gran cantidad de frascos que tenía colocados en una especie de estructura hecha a base de tablas. Mi amigo colocó la mariposa en el último lugar que quedaba libre; yo decidí recorrer con la mirada cada uno de los frascos de la primera tabla, no soy una apasionada del hobby que tiene mi amigo, pero resulta algo de lo más curioso ver tanta naturaleza junta.
En el primer frasco había una araña, la cual se movía de un lado a otro en la gran telaraña que había fabricado dentro; en el segundo había una oruga pegada al lado derecho del cristal, a penas se movía; en la tercera había una hormiga, ésta tenía el frasco lleno de tierra y se podía ver como había creado túneles y corría sin cesar; en el cuarto y último frasco de esa tabla estaba mi mariposa.
Solo que esa vez, cuando la observé, no la vi radiante y espectacular como el resto de las veces, no; esa vez la miré y la vi triste, sus colores se habían apagado. Observé con detenimiento y llegué a la conclusión de que en ese frasco a penas tenía espacio, no podía mover sus preciosas alas y se encontraba apretada.

Le pregunté a mi amigo si era posible darle a mi mariposa un frasco más grande que al resto de insectos, ya que la veía sufrir; pero mi amigo me respondió: "No, no puedo, yo trato igual a todos mis insectos y si el resto tienen este tamaño de frasco, la mariposa tendrá el mismo, porque eso es lo correcto, ¿no? Buscar la igualdad."
Entonces yo le respondí: "No, no hay que buscar igualdad, sino justicia. Para la hormiga este frasco puede ser un mundo, pero para la mariposa es pequeño, y si quieres que vivan a gusto a cada uno se le tendrá que tratar de una manera, pues cada uno es diferente. Lo justo es que dependiendo del tamaño de tus insectos les des un tamaño de frasco u otro."
Después de escuchar mis palabras mi amigo me dijo: "Pero yo no tengo un frasco más grande."

Sin pensarlo más, me acerqué a la tabla donde estaba mi mariposa, cogí el frasco y lo abrí. El insecto voló fuera del objeto y, mientras lo veía alejarse, fue recuperando sus colores y su gracia conforme se acercaba más al cielo, y dije: "Si no puede estar en un sitio en el que no vaya a vivir bien, es mejor que no lo esté. Pues no es lo mismo igualdad que justicia."







2 comentarios:

Angie Sonríe dijo...

Bea, no sé cómo lo haces, pero en todas tus reflexiones y escritos, cuando llego a la parte del final, te parecerá una tontería, pero se me ponen los pelos de punta por la profundidad de tus palabras. Nunca me había parado a pensar que igualdad no tiene por qué significar justicia y todos creen que eso es así, pero con este magnífico ejemplo lo has dejado más que claro. Y lo de haberla dejado ser libre es... sencillamente una decisión perfecta y preciosa :)
Besitos ^-^
Pd. Ya había echado mucho de menos tus entradas después de haber estado tanto tiempo desaparecida :) ¿Has terminado con los exámenes? ¿Qué tal te han ido? ;)

Beatriz Blanco Fuentes dijo...

¡Hola! :)
Sí, por fin he vuelto, ¡qué ganas tenía de actualizar el blog!
Los exámenes muy bien, ¡espero que cuando me den las notas éstas estén al nivel que espero! (Gracias por el interés) ^^
Por otra parte, muchas gracias por tus palabras :D me gusta saber que puedo llegar a hacer pensar a la gente con mis entradas.
¡Un besazo, preciosa!

Publicar un comentario